Portada | | Buscar en Hollywood Clásico | Seguinos en Seguinos en Facebook

Since You Went Away
(Desde que te fuiste, 1944):
El frente casero I

Por Marcos Celesia

Si hay una cosa que no se le puede negar a Hollywood es su sentido del patriotismo. Al estallar la Segunda Guerra Mundial, y después del ingreso de los Estados Unidos como resultado del ataque a Pearl Harbor, la industria cinematográfica se arremangó y puso manos a la obra. Además de lucrar al producir película tras película de guerra, cosa que no se le puede reprochar, contribuyó a la filmación de documentales y avisos de difusión pública para fomentar la compra de bonos de guerra. Las grandes estrellas viajaron al frente para entretener a las tropas, y la "Hollywood Canteen" se encargó de darles una cálida bienvenida a Hollywood cuando visitaban la ciudad durante sus períodos de licencia.

Pero la guerra no se libraba solamente en Europa. Las mujeres, niños, hombres mayores y los imposibilitados de combatir debieron quedarse en los Estados Unidos, oprimidos por la angustiosa espera de que la guerra acabara y sus seres queridos regresaran sanos y salvos. E inmersos en una economía de guerra, con los sacrificios que eso involucraba.

Algo similar ocurrió en Inglaterra, con el agregado de que Londres era bombardeada constantemente por las fuerzas alemanas. Dos películas de Hollywood reflejan a la perfección la "lucha" en el "frente casero", como se lo llamó. Analizando la situación en suelo americano tenemos a Since You Went Away (Desde que te fuiste, 1944), y Mrs. Miniver (Rosa de abolengo, 1942) ejemplifica las penurias de los británicos.

En esta edición nos ocuparemos de Since You Went Away, y en la próxima edición consideraremos la segunda.

*******

David O. Selznick fue un productor muy tenaz. Tuvo una destacada estadía en la MGM, de la cual se fue con todo lo aprendido además de haberse casado con Irene Mayer, la hija del Presidente del estudio, Louis B. Mayer. Selznick creó su propia compañía. Su proyecto más glorioso fue, por supuesto, Gone With the Wind (Lo que el viento se llevó, 1939). El éxito no lo "paralizó", y se largó inmediatamente a su siguiente proyecto: Rebecca (Rebecca, una mujer inolvidable, 1940). Selznick era bastante obsesivo, controlador y con problemas para delegar. Después de ver un corte en bruto de lo filmado cada día, enviaba largos y detallados "memos" a todos los involucrados en la producción, desde el director y las estrellas, hasta al iluminador. Tan famosos fueron sus memos que han sido compaginados en un libro editado por Rudy Behlmer. Quizás por eso el siguiente largometraje se hizo esperar cuatro años. Selznick quería encontrar una historia que reflejara, precisamente, la lucha en el frente casero. Finalmente la encontró en un libro de Margaret Buell Wilder, que era una recopilación de cartas ficticias que había escrito para un diario, en que una esposa le escribe a su marido, que está en el frente. La autora escribió una adaptación cinematográfica, pero no satisfizo a Selznick, quien escribió el guión definitivo, aunque no aparece en los créditos como guionista.

Los personajes principales son: la madre (Claudette Colbert), dos hijas (Jennifer Jones y Shirley Temple), la sirvienta afroamericana (Hattie McDaniel), el mejor amigo de la familia (Joseph Cotten), un coronel retirado (Monty Wooley) a quien la familia le alquila una habitación, el nieto del capitán (Robert Walker) y la típica amiga frívola y prejuiciosa (Agnes Moorehead). Un reparto de lujo. El papel principal, Anne, era codiciado por la primera dama de teatro, Katherine Cornell, pero también fueron consideradas Helen Hayes, Ann Harding, Irene Dunne y Rosalind Russell. La dirección fue confiada a John Cromwell.

Argumento: La película comienza cuando Tim (Neil Hamilton, aunque sólo se ve su retrato), el jefe del hogar, ya ha partido a su entrenamiento previo a ser enviado al frente. Su amante esposa Anne y sus dos hijas adolescentes se enfrentan a problemas económicos. Deben informarle a su fiel servidora Fidelia que no pueden pagarle más, aunque Fidelia finalmente se queda y realiza trabajos para otras personas durante el día. Brig, la hija menor, convence a su madre de alquilar una de las habitaciones. El inquilino elegido es el Coronel Smollett, un anciano endurecido pero de cálidos sentimientos. La visita del más antiguo amigo de la familia y padrino de boda, Tom, que nunca ha ocultado (medio en broma y medio en serio) que Anne es el amor de su vida, regocija a todos. Sin embargo, la cínica amiga de Anne, Emily, se escandaliza por la presencia de otro hombre que "se toma tantas confianzas". El Coronel recibe la visita de su nieto (único descendiente, ya que su hijo falleció). Se muestra muy duro con el muchacho, que sólo desea un gesto de afecto y aprobación. Jane, la hija mayor, se hace amiga del nieto, que es extremadamente tímido e inseguro, y terminan enamorándose. Tras enfrentar al Coronel por ser tan duro con su nieto, también convence a su madre de que, después de graduarse de la escuela secundaria, le permita hacer un curso de asistente de enfermera.

La familia se entera de que el padre estará en una ciudad vecina por unas horas, ya de paso para embarcarse al frente de batalla. Por diversos retrasos, madre e hijas no llegan a tiempo para verlo. Poco tiempo después de empezar su servicio activo, Tim es dado por desaparecido en acción en la batalla de Corregidor. Pasan las semanas y la angustiada familia no recibe noticias. Bill es informado de que también debe embarcarse para el frente. Su abuelo, que ha cedido en su postura tan estricta, trata de llegar a tiempo a la estación para despedirlo, pero no lo logra. Anne le asegura a Bill que su abuelo lo quiere. En una conmovedora escena de despedida en la plataforma del tren, Bill le entrega a Jane el reloj de la familia. Sin embargo, poco después de llegar al frente, Bill muere en acción. El abuelo, devastado, sólo encuentra consuelo en su nueva "familia". Tom regresa de visita y, mientras todos participan en un juego de salón, reciben la visita de la odiosa Emily, quien no pierde tiempo en criticar como vulgar el trabajo que Jane está haciendo como asistente de enfermera. Jane le responde en términos muy poco amistosos y su madre la defiende. Antes de partir, Emily le recrimina a Anne que, si tanto aprueba el trabajo de su hija, por qué durante todo este tiempo ella misma no ha hecho algo, en lugar de simplemente quedarse en su casa.

El comentario moviliza a Anne, que empieza a trabajar como soldadora en un astillero naval. Allí se hace amiga de Sofía (la actriz Alla Nazimova en su último papel), una inmigrante que ha perdido a toda su familia. En otra escena conmovedora, en la cafetería de la fábrica, Sofía recita para Anne las palabras de bienvenida a los inmigrantes inscriptas en la Estatua de la Libertad, y le dice a Anne que, a sus ojos, Anne representa el "espíritu americano". Jane ha estado ayudando a un psiquiatra en la recuperación de un soldado que padece lo que hoy llamaríamos estrés postraumático. Toda la familia se reúne para la víspera de Navidad, incluida Sofía y el soldado, ya bastante recuperado. El coronel se conmueve cuando Jane le entrega el reloj que su nieto le había dado. Al retirarse todos, Anne descubre a Fidelia agregando unos regalos bajo el árbol de Navidad. Entre lágrimas, Fidelia confiesa que el señor Tim se los había mandado hace meses para que su esposa e hijas los encontraran bajo el árbol en la mañana de Navidad. Con una profunda tristeza, Anne se sienta en un sillón para abrir su propio regalo. Es una caja de música que toca la canción "Siempre estaremos juntos". Anne empieza a llorar desconsolada, pero suena el teléfono. Luego de pasar del temor a una expresión de felicidad, Anne corre hacia las escaleras, gritando a sus hijas que su padre volverá a casa.

Producción: Todos los detalles de este extraordinario melodrama están perfectamente cuidados. Las actuaciones son excelentes, con la excepción de Shirley Temple, que no llega a desentonar, pero quizás en la mente del espectador es muy difícil olvidar a la niña de los ricitos de oro y los constantes mohines. Las escenas entre Jennifer Jones y Robert Walker deben haber sido muy difíciles de filmar, ya que la pareja se había divorciado recientemente, precisamente porque Jones había iniciado un romance con Selznick, con quien después se casaría. Walker, un hombre sumamente depresivo, nunca logró superar este desengaño de la madre de sus dos hijos, y llegó a ser internado en un instituto neuropsiquiátrico. Pocos años después, cuando tenía apenas 34 años, su casera lo encontró muy agitado, llamó a su médico, quien le inyectó una dosis algo alta de un barbitúrico, sin saber que Walker había bebido alcohol. Walker no sobrevivió la potente reacción adversa que sufrió. Ni Jennifer Jones ni sus hijos fueron al funeral.

El corte inicial de la película duraba cuatro horas y media. Recortes sucesivos realizados por Selznick redujeron la duración a los 172 minutos de la copia que circula en la actualidad. Sería muy interesante que saliera un DVD con el "corte del director" (¿o deberíamos decir "del productor"?) para poder ver la casi ¡hora y media! de escenas eliminadas. Pero aparentemente ese material se ha perdido. Dada la cantidad de escenas que fueron descartadas, no es de extrañar que el diario del espectáculo "Hollywood Reporter" informara los nombres de 19 intérpretes que supuestamente aparecen en la película, pero cuya participación no ha podido ser confirmada.

Repercusión: Since You Went Away fue muy bien recibida por la prensa y el público. Obtuvo 9 nominaciones para el Oscar®, pero el único ganador fue Max Steiner por su música original. Las otras nominaciones habían sido por Película, Actriz (Colbert), Actor de Reparto (Wooley), Actriz de Reparto (Jones), Fotografía, Dirección Artísica-Escenografía, Edición y Efectos especiales visuales. Agnes Moorehead fue nominada este año, pero por su participación en otro melodrama protagonizado por Greer Garson: Mrs. Parkington (Una gran dama, 1944).

SINCE YOU WENT AWAY (DESDE QUE TE FUISTE, 1944)
Ficha técnica por Fabián Cepeda

Producción: Selznick International Pictures/Vanguard Films; Distribución: UNITED ARTISTS CORP.; Estreno en los EUA: 20/07/44; Estreno en la Argentina: 04/01/1945; Adaptación, guión y producción: David O. Selznick; Basada en la novela Since You Went Away; Letters to a Soldier from His Wife, de Margaret Buell Wilder; Dirección: John Cromwell; Fotografía: Stanley Cortez, Lee Garmes, George Barnes y Robert Bruce; Música: Max Steiner; Edición: Hal C. Kern; Blanco y negro; Duración: 172’. 

Intérpretes: Claudette Colbert, Jennifer Jones, Joseph Cotten, Shirley Temple, Monty Woolley, Lionel Barrymore, Robert Walker, Hattie McDaniel, Agnes Moorehead, Nazimova, Albert Basserman, Gordon Oliver, Keenan Wynn, Guy Madison, Craig Stevens, Lloyd Corrigan, Jackie Moran, Jane Devlin, Robert Anderson, Charles Williams, Irving Bacon, Leo Mostovoy, Cindy Garner, James Carlisle, George Chandler, John A. James, Mary Anne Durkin, Joyce Horne, Anne Gillis, Grady Sutton, Ruth Valmy, Buddy Gorman, Patricia Peters, Andrew McLaglen, Addison Richards, George Lloyd, Barbara Pepper, Jill Warren, Byron Foulger, Harry Hayden, Edwin Maxwell, Russell Hoyt, Loudie Claar, Don Najarian, Jon Najarian, Helen Koford (luego fue Terry Moore), Florence Bates, Conrad Binyon, Theodore Von Eltz, Adeline deWalt Reynolds, Christopher Adams, Jimmy Dodd, Martha Outlaw, Verna Knopf, Robert Cherry, Kirk Barron, Earl Jacobs, Cecil Ballerino, Jack Gardner, Doodles Weaver, Paul Esburg, Richard C. Wood, Ralph Reed, James Westerfield, Warren Hymer, Dorothy Adams, Willard Jillson, Dorothy Mann, Peggy Maley, Robert Johnson, Dorothy Dandridge, Shelby Bacon, Eddie Hall, Warren Burr, Lela Bliss, Eilene Janssen, Harlan Miller, Sra.Ray Feldman, Neyle Marx, Johnny Bond, Ruth Roman, Betsy Howard, Stephen Wayne, William B. Davidson, Tom Dawson, Marilyn Hare, Jonathan Hale, Walter Baldwin, Jerry Revell, James Clemons Jr., John Derek, Florence Allen, Lulu Mae Bohrman, Dulcie Day, Rhonda Fleming, Aileen Pringle, Wallis Clark, Neila Hart, el perro Dick Whittington, la cara de Neil Hamilton en una foto y la voz de Eric Sinclair.

© 1999–2014 Marcos Celesia y Fabián Cepeda
® Todos los derechos reservados. Registro de la Propiedad Intelectual.
Todos los derechos de propiedad intelectual de las fotos y los carteles que aparecen en este sitio son propiedad de las Productoras y/o Distribuidoras correspondientes. Dicho material ha sido tomado de fuentes de la Internet de libre accesibilidad o de textos publicados. Este sitio no pretende violar en forma alguna los derechos respectivos de los titulares de los Derechos de Autor.
Copyright to all photographs and posters which appear in this site belong by the corresponding Production and/or Distribution Companies. The same are collected from publicly aired and published sources. This site is in no way trying to infringe on the respective rights of their copyright holders.

Oscar® y Academy Awards® y la propiedad intelectual del diseño del Oscar® son marca registrada y marca identificatoria de servicios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas; y la estatuilla del Oscar® es propiedad registrada de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Este Sitio no es avalado por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, ni se encuentra en forma alguna relacionado con la misma.
Oscar® and Academy Awards® and Oscar® design mark are the trademarks and service marks and the Oscar© statuette the copyrighted property, of the Academy of Motion Picture Arts and Sciences. This site is neither endorsed by nor affiliated with the Academy of Motion Picture Arts and Sciences.