Portada | | Buscar en Hollywood Clásico | Seguinos en Seguinos en Facebook

Los Oscar® 1928/29

Por Marcos Celesia

LOS OSCAR® 1928- 29
(Entregados el 3 de abril de 1930, correspondientes a los films estrenados en Los Angeles entre el primero de agosto de 1928 y el 31 de julio de 1929)

PELICULA ACTOR ACTRIZ DIRECTOR OTROS PREMIOS

EL PERÍODO 1928-1929

Para el período 1928-29, no hubo un anuncio formal de candidaturas ni se presentaron certificados de nominación. Únicamente se revelaron los ganadores durante el banquete de premiación. Se reconoce que todos los nominados estuvieron bajo consideración por el Jurado en sus rubros respectivos. Esto tal vez explique los cambios recientemente incorporados a las nóminas.

Contrariamente a lo que había sucedido en el primer año de los premios de la Academia, en su segunda entrega el cine sonoro estaba más afianzado. No obstante, una estrella tan conocedora del medio como Mary Pickford filmó The Taming of the Shrew (La fierecilla domada, 1929) con una versión muda alternativa, en caso de que el cine parlante fracasara. Pero no fue así. Los críticos y, en cierta medida el público que lo disfrutaba, se encontraban un poco desconcertados sobre cómo juzgar los méritos de una película sonora. La primera tecnología del sonido obligaba a colocar los micrófonos en lugares fijos, lo cual imponía un grado de inmovilidad a los actores (circunstancia parodiada en forma hilarante en Singin’ in the Rain – Cantando en la lluvia, 1952). Los westerns ya no eran tan “movidos”, como es el caso de In Old Arizona (En el viejo Arizona, 1929), que transcurría en interiores en un tercio de su duración. Aparecieron los musicales. Algunos productores lamentablemente se aferraron a la novedad, como en The Hollywood Revue of 1929 (La revista de Hollywood 1929) de la MGM, que (además de ya incluir una escena filmada en color) puso a cantar y bailar a todas sus estrellas, sin detenerse a pensar si tenían talento para hacerlo. Encima, este film en particular se filmó durante las noches, y los números grabados en vivo. Pero se encararon otros esfuerzos musicales más serios, y precisamente uno de ellos fue el primer film sonoro en llevarse el premio a la Mejor Película. La fascinación de los sonidos, como las ametralladoras de las películas de gangsters o los tambores de guerra de los westerns o el canto de los pájaros en las películas románticas, elevaban a los espectadores y críticos a estados de trance que no les permitían separar la novedad de sus otros valores artísticos. A esto debemos sumarle la aparición de nuevos intérpretes, muchos de ellos importados de Broadway por su dominio de la palabra, y la caída estrepitosa de muchos ídolos del cine mudo que no “pasaron la prueba del sonido” por tener voces inadecuadas (ejemplo: John Gilbert) o marcados acentos extranjeros (ejemplo: Emil Jannings).

Como resultado, los ganadores se revelaron casi ocho meses después de concluido el período de elegibilidad. El secretario de la Academia, Frank Woods, expresó en un comunicado de prensa: “El desarrollo del cine sonoro ha hecho que resulte más difícil evaluar los logros individuales de los artistas. El sonido ha incorporado un nuevo elemento al arte cinematográfico...” Si bien se especificó que no se haría distinción alguna entre las películas mudas o sonoras en la premiación, el sonido ganó por aclamación. Y los ganadores no serían anunciados con tanta antelación, sino el día de la entrega.

La entrega de los Oscar® sólo tuvo que esperar a su segundo año para verse inmersa en su primer controversia. Al igual que el primer año, los premios seguían siendo elegidos por el Panel Central de Jueces. Estos caballeros fueron invitados a tomar el té en Pickfair, la espectacular mansión de Mary Pickford y Douglas Fairbanks, y la pionera del cine y miembro fundadora de la Academia se llevó un discutido premio a la Mejor Actriz. Sumémosle a esto que varios de los ganadores eran también fundadores de la institución, y el resultado fue una ola de críticas. La Academia se vio forzada a prometer un método “más democrático” de selección para el año siguiente.

El Director de Fotografía George Barnes y los Directores de Arte William Cameron Menzies y Harry Oliver se convirtieron en las primeras personas en recibir una segunda nominación para el Oscar®. Quizás debido a la escasa cantidad de categorías, éste fue el único año en la historia de los Oscar® en que ninguna película ganó más de un premio.

NOMINADOS Y GANADORES 1928-28 ( * El asterisco indica ganador * )

PELÍCULA
(Premio al estudio)

THE BROADWAY MELODY (La melodia de Broadway, 1929)

Producida por Louis B. Mayer.
Dirigida por Harry Beaumont.
Con Anita Page, Bessie Love, Charles King, Jed Prouty, Kenneth Thompson, Mary Doran y Edward Dillon.

Este musical marcó un hito más allá de ser la primera película sonora y el primer musical en ganar el premio a la Mejor Película. Demostró que se podía incorporar una historia dramática en la trama, en vez de limitarse a filmar una seguidilla de actos de variedades. La historia en sí fue imitada hasta el hartazgo. Es el relato de dos hermanas (acá podríamos decir amigas), interpretadas por Oage y Love, que están tratando ascender en el mundo del teatro a través del vodevil. Por supuesto, ambas se enamoran del mismo hombre, un exitoso actor y cantante de Nueva York (Charles King). Los principales responsables de la música y las canciones fueron Arthur Freed, Nacio Herb Brown y Willard Robinson.

Cuando el jefe de producción de la Metro, Irving Thalberg, vio el principal número musical de la película, “Wedding of the Painted Doll” (que fue filmado en color), lo consideró muy “estático” y ordenó que se lo re-hiciese. A su vez, al jefe del departamento de sonido, Douglas Shearer, se le ocurrió conservar la grabación de la música de la secuencia, y así nació el sistema de grabar las canciones con antelación. La MGM promovió la película como “¡100% hablada! ¡100% cantada! ¡100% bailada!”. Las recaudaciones fueron espectaculares para la época y Louis B. Mayer se jactó de haberle ganado la batalla del sonido a la Warner Bros. El estudio aprovechó como “franquicia” el título de este film tan exitosos y, con estrellas como Eleanor Powell, Robert Taylor y Fred Ataire, produjo otros 3 musicales en 1936, 1938 y 1940. The Broadway Melody contó con una remake oficial en Two Girls on Broadway (Las conquistadoras de Broadway, 1940), con Lana Turner, Joan Blondell y George Murphy.

NÓMINA COMPLETA:
*THE BROADWAY MELODY (MGM). Producida por Louis B. Mayer.
ALIBI (Art Cinema/United Artists). Producida por Roland West.
HOLLYWOOD REVUE (MGM). Producida por Harry Rapf.
IN OLD ARIZONA (Fox). Producida por William Fox.
THE PATRIOT (Paramount Famous Lasky). Producida por Ernst Lubitsch.

ACTOR

WARNER BAXTER (In Old Arizona)

Warner Baxter, nacido el 29 de marzo de 1889 en Columbus, Ohia, y fallecido el 7 de mayo de 1951 en Los Angeles, California, fue estrella del cine mudo. No poseía las cualidades del imaginario cinematográfico que convertían a Rudolph Valentino o Douglas Fairbanks en grandes figuras de mundos de fantasÍa. Por el contrario, con sus facciones de hombre común, era eso precisamente lo que representaba para el público. Y escaló a la fama en el período mudo sin escándalos ni grandes estridencias. Después de intentar varios oficios, inició su formación en el teatro a comienzos de la década del ’10. Ya instalado en la distinguida compañía Morosco, con Edmund Lowe y Richard Dix, debutó en el cine con una breve intervención en All Woman (La mujer enigma, 1918). Optó por continuar en la pantalla, si bien sus primeras incursiones en este medio fueron para secundar a las grandes figuras femeninas de la época: Mae Marsh, Marjorie Daw, Florence Vidor, Betty Compson, Billie Dove y Alice Joyce, entre otras. Asumiendo protagonismo propio, interpretó al personaje del título en The Great Gatsby (Oro de mala ley, 1926) y no se hizo esperar el reconocimiento con Ramona (Ramona, 1928), junto a Dolores del Rio, y Craig’s Wife (La tirana, 1928), con Irene Rich.

Contrariamente a lo que le sucedió a muchos actores, el advenimiento del sonido le permitió lucir la voz que lo había consagrado en el teatro. Su primer film sonoro es el que le valió su única nominación para el Oscar® y la estatuilla. Y le llegó como caído del cielo. El director Raoul Walsh debía dirigir, y protagonizar al Cisco Kid, personaje de O. Herny, en In Old Arizona (En el viejo Arizona, 1929). Pero en un accidente automovilístico perdió la visión de un ojo, por lo que fue reemplazado para terminar la filmación por Irving Cummings como director, y por Baxter como actor. El film resultó un éxito, y es uno de los westerns más atípicos, ya que no incluyó las consabidas persecuciones y fue filmado mayormente en exteriores. El suceso del film llevó a que se realizaran 3 secuelas: The Arizona Kid (El pibe de Arizona, 1930), The Cisco Kid (Cisco Kid, 1931) y Return of the Cisco Kid (La vuelta de Cisco Kid, 1939).

El resto de su filmografía tuvo muchos altibajos. Entre sus películas más destacadas, en que acompaño a Janet Gaynor y Myrna Loy en varias oportunidades, podemos mencionar: Daddy Long Legs (Papá misterioso, 1931), junto a Janet Gaynor, 42nd Street (La calle 42 – Risas y lágrimas, 1932), con Ruby Keeler, Broadway Bill (Estrictamente confidencial, 1935), junto a Myrna Loy, Kidnapped (Secuestrado, 1939), con Freddie Bartholomew, y el último antes de una seguidilla de películas clase “B” para la Columbia: Lady in the Dark (La que no supo amar, 1944), secundando a Ginger Rogers y Ray Milland. Muchos aseguran que su mejor film fue The Prisoner of Shark Island (Prisionero del odio, 1936), dirigido por John Ford e interpretando al Dr. Mudd, condenado injustamente a reclusión en la isla por supuestamente haber ayudado al asesino de Abraham Lincoln. Durante años Warner Baxter había padecido de artritis crónica, pero su fallecimiento sobrevino por una neumonia.

NÓMINA COMPLETA:
* WARNER BAXTER (In Old Arizona)
GEORGE BANCROFT (Thunderbolt)
CHESTER MORRIS (Alibi)
PAUL MUNI (The Valiant)
LEWIS STONE (The Patriot)

ACTRIZ

MARY PICKFORD (Coquette)

Mary Pickford, nacida el 8 de abril de 1892 en Ontario, Canadá, y fallecida el 29 de mayo de 1979, en Santa Monica, California, fue una de las primeras grandes estrellas de la pantalla, adorada por el público incluso antes de que se conociese su nombre, ya que en los comienzos del celuloide, los intérpretes no eran identificados en los films. Pickford fue la mujer más poderosa de la industria de su época. Designada alternativamente como “La chica de los rizos”, “Ricitos de oro”, “La chica de la Biograph” o, en su apogeo, “La novia de América”, los años (y los críticos) no han sido amables con sus habilidades histriónicas, ni con su obstinada imagen de jovencita eternamente inocente.

Empezó a actuar en el teatro a los cinco años, logrando un modesto ascenso junto a su madre y hermanos, también intérpretes. Un día en 1909 se presentó en la compañía Biograph, donde logró entrevistarse exitosamente con D.W. Griffith. Su acceso a la popularidad fue rápido, y cambió varias veces de estudio. Regresó a la Biograph, pero no tardó en volverse a ir, enfurecida por los papeles estelares que se le ofrecían a Mae Marsh. Regresó a Broadway, y cuando el público se enteró de que podía ver a la “Pequeña Mary” en persona, en la escena, el teatro se colmó. Refortalecida volvió al cine, bajo contrato para Famous Players, la compañía dirigida por Adolph Zukor. Se inició una enloquecida carrera en que los honorarios de Pickford escalaron en pocos años de US$ 1.000 por semana a un contrato por dos años, de más de US$ 1 millón. A sus primeros años triunfales pertenecen Behind the Scenes (Entre bastidores, 1914), The Eagles Mate (El compañero del águila, 1914), Esmeralda (Esmeralda, 1915), Madame Butterfly (Madame Butterfly, 1915), The Foundling (La huerfanita, 1915), y exitosos papeles juveniles en films como The Poor Little Rich Girl (La pobre rica, 1917) y Rebecca of Sunnybrook Farm (Rebecca, la de la Granja Sol, 1917), que la encasillaron irremediablemente. El estudio First National la tentó con una jugosa oferta y para ellos, entre otros sucesos, filmó Daddy Long Legs (Papaíto piernas largas, 1919).

En 1919, ante rumores de que los estudios limitarían los salarios de las estrellas, Mary Pickford aunó fuerzas con Charles Chaplin, D.W. Griffith y su esposo Douglas Fairbanks, para crear la compañía United Artists. La primera película del flamante estudio fue Pollyanna (Pollyanna, 1920). Pickford empezaba a cansarse de interpretar a la jovencita eterna, pero los intentos por alejarse de esa imagen fueron rotundos fracasos. Incluso, tuvo que hacer el doble papel de un jovencito y su madre en Little Lord Fountleroy (El pequeño Lord, 1921) y realizó una remake de su éxito Tess of the Storm Country (Despotismo y humildad, 1922). Su insistencia en “crecer” fue castigada por el público, y dejó de ser la estrella más popular. Retomó los papeles juveniles, cada vez más difíciles de creer, pero al menos representó a una mujer de 17 años en My Best Girl (Mi mejor amiga, 1927), junto a quien se convertiría en su nuevo esposo, Charles “Buddy” Rogers.

Para su debut “parlante” eligió filmar una obra teatral de gran éxito en Broadway. En Coquette (Coqueta, 1929) interpretó a una mujer que se enamora de un hombre socialmente inferior, con trágicas consecuencias. Este rol le valió un Oscar® muy debatido, que en parte ya comentamos, y que debería haber recaído en Ruth Chatterton o Jeanne Eagles (que fue el primer intérprete en recibir una nominación póstuma). Después vino el bochorno de The Taming of the Shrew (La fierecilla domada, 1929), el fracaso de Kiki (Kiki, 1931) y su último film, Secrets (Secretos, 1933). Se retiró de la actuación para dedicarse a la radio, la publicación de memorias y otros textos y al manejo de United Artists, que mantuvo junto a Chaplin hasta 1954. En 1975 recibió un Oscar® Honorario “en reconocimiento a sus aportes inigualados a la industria cinematográfica y al desarrollo del cine como medio artístico”.

NÓMINA COMPLETA:
* MARY PICKFORD (Coquette)
RUTH CHATTERTON (Madame X)
BETTY COMPSON (The Barker)
JEANNE EAGLES (The Letter)
CORINNE GRIFFITH (The Divine Lady)
BESSIE LOVE (The Broadway Melody)

Nota: Durante años la nominación de la Corinne Griffith no figuró en ninguna fuente. No hay explicación para su “repentina” aparición.

DIRECTOR

FRANK LLOYD (The Divine Lady)

Frank Lloyd nació el 2 de febrero de 1886 en Glasgow, Escocia, y falleció el 10 de agosto de 1960. En 1910 emigró a Canadá, y en 1913 a Hollywood. Se inició como actor y no tardó en tomar las riendas como director. Llegó a dominar a la perfección la técnica del cine mudo. Entre sus films iniciales podemos nombrar, entre decenas de otros, American Methods (Juego limpio, 1917), Les Misérables (Les Misérables, 1917) y For Freedom (Emancipación, 1918). Los éxitos se sucedieron con Madame X (Madame X, 1920), Oliver Twist (Oliverio Twist, 1922), con Lon Chaney y Jackie Coogan, The Eternal Flame (La llama eterna, 1922) y The Sea Hawk (El halcón de los mares, 1924). A la hora de la segunda entrega de los Oscar®, la Academia lo honró nominándolo por tres films: The Divine Lady (La divina dama, 1929), Drag (1929) y Weary River (El príncipe de la melodía, 1929). La estatuilla le fue otorgada por la primera de ellas, en que Corinne Griffith interpretaba a Lady Hamilton.

La llegada del cine sonoro descolocó a Lloyd. No logró trasladar su manejo del cine mudo al parlante. Por lo menos, no en la medida que le permitiese destacarse y tener una carrera tan fructífera como muchos de sus colegas. De todas formas, siguió recibiendo el reconocimiento de la Academia, y en 1932–33 fue designado nuevamente Mejor Director, por Cavalcade (Cabalgata, 1933), la adaptación de la épica obra de Noël Coward sobre una familia inglesa y las tragedias y (no tantas) alegrías de los eventos de los primeros 30 años del Siglo XX. También en 1933 se destacó con Berkeley Square (La plaza de Berkeley), y en 1935 era favorito para ganar un tercer Oscar® por Mutiny on the Bounty (Motín a bordo), pero si bien el film ganó como Mejor Película, Lloyd fue desplazado por John Ford, que dirigiera The Informer (El delator). Otros films de su descendiente carrera, signada por un cambio constante de un estudio a otro, fueron Under Two Flags (Bajo dos banderas, 1936), Wells Fargo (Una nación en marcha, 1936), If I Were King (Si yo fuera rey, 1937), This Woman Is Mine (Yo tomo esta mujer, 1941), Blood on the Sun (Sangre sobre el sol, 1945), The Shanghai Story (Espionaje en Shanghai, 1954), y su despedida del cine, The Last Command (El último comando, 1955).

NÓMINA COMPLETA:
* FRANK LLOYD (The Divine Lady)

FRANK LLOYD (Drag y Weary River)
LIONEL BARRYMORE (Madame X)
HARRY BEAUMONT (The Broadway Melody)
IRVING CUMMINGS (In Old Arizona)
ERNST LUBITSCH (The Patriot)

GUIÓN

* HANS KRALY (The Patriot)
HANS KRALY (The Last of Mrs. Cheney)
TOM BARRY (In Old Arizona)
ELLIOTT CLAWSON (The Cop, The Leatherneck, Sal of Singapore y Skycraper)
JOSEPHINE LOVETT (Our Dancing Daughters)
BESS MEREDYTH (A Woman of Affairs y Wonder of Women)

Nota: Durante años esta nómina estuvo más acotada. En el momento en que se produjeron los cambios, a algunos de las nominados se le atribuyeron películas adicionales. A su nominación por The Patriot, a Hans Kraly se le sumó una por The Last of Mrs. Cheney. Elliott Clawson pasó de estar nominado por una única película a sumar cuatro. Se le agregaron The Cop, Sal of Singapore y Skycraper. Y, por ultimo, a Bess Meredyth se le adicionó el film Wonder of Women. No se registra una explicación para estos cambios tan notorios.

FOTOGRAFÍA

*CLYDE DE VINNA (White Shadows in the South Seas)
GEORGE BARNES (Our Dancing Daughters)
ARTHUR EDESON (In Old Arizona)
ERNEST PALMER (Four Devils y Street Angel)
JOHN SEITZ (The Divine Lady)

DIRECCIÓN ARTÍSTICA  

* CEDRIC GIBBONS (The Bridge of San Luis Rey)  
HANS DREIER (The Patriot)  
MITCHELL LEISEN (Dynamite)  
WILLIAM CAMERON MENZIES (Alibi y The Awakening)  
HARRY OLIVER (Street Angel)  

Nota: Durante años esta lista también fue diferente. Al ganador Cedric Gibbons se le asignaba una nominación adicional por The Hollywood Revue. Y, lo más extraño de todo, la nominación de William Cameron Menzies siempre se asignó a The Iron Mask, mientras que ahora la base de datos de la Academia atribuye la nominación a otros dos films diferentes: Alibi y The Awakening. En consideración a los años en que figuró en toda la filmografía del Oscar®, mantendremos a The Iron Mask en la sección PELÍCULAS NOMINADAS.

© 1999–2014 Marcos Celesia y Fabián Cepeda
® Todos los derechos reservados. Registro de la Propiedad Intelectual.
Todos los derechos de propiedad intelectual de las fotos y los carteles que aparecen en este sitio son propiedad de las Productoras y/o Distribuidoras correspondientes. Dicho material ha sido tomado de fuentes de la Internet de libre accesibilidad o de textos publicados. Este sitio no pretende violar en forma alguna los derechos respectivos de los titulares de los Derechos de Autor.
Copyright to all photographs and posters which appear in this site belong by the corresponding Production and/or Distribution Companies. The same are collected from publicly aired and published sources. This site is in no way trying to infringe on the respective rights of their copyright holders.

Oscar® y Academy Awards® y la propiedad intelectual del diseño del Oscar® son marca registrada y marca identificatoria de servicios de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas; y la estatuilla del Oscar® es propiedad registrada de la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas. Este Sitio no es avalado por la Academia de Artes y Ciencias Cinematográficas, ni se encuentra en forma alguna relacionado con la misma.
Oscar® and Academy Awards® and Oscar® design mark are the trademarks and service marks and the Oscar© statuette the copyrighted property, of the Academy of Motion Picture Arts and Sciences. This site is neither endorsed by nor affiliated with the Academy of Motion Picture Arts and Sciences.